7 trucos para tener una primera cita perfecta

1 El lugar

Es el primer punto a tener en cuenta cuando planeamos una primera cita. El cine queda terminantemente prohibido, es un lugar en el que no se puede mantener una conversación ni mirarse a la cara. Una opción aceptable es elegir un buen restaurante y tener una velada romántica, aun así, esta no es la mejor opción tampoco.




El lugar perfecto para tener nuestra primera cita es un bar interesante o un lugar diferente a lo convencional. La razón por la cual estos sitios son los mejores es que no se trata de lugares muy formales, por lo que disminuyen los nervios típicos de una primera cita. Son los lugares perfectos para entablar una conversación relajada y natural con alguien. Eso sí, cuidado con los sitios con la música muy alta ya que dificultara la conversación.

2 La conversación

Acepta que no tendrás todo en común con esa persona, eso es prácticamente imposible. La predisposición puede ser tu peor enemigo y hacerte perder el interés por esa persona de manera muy rápida. No hables solo de ti, pregunta a la otra persona sobre ella, sus gustos e intereses. Eso hará que tu acompañante quiera saber más sobre ti también.

3 Lenguaje corporal





Esto es un arma de doble filo, puede ayudarnos mucho o estropearlo todo. Existen 3 cosas que podemos hacer para aumentar el interés en nosotros. Primero podemos copiar sutilmente el lenguaje corporal de la otra persona de manera natural. Segundo sentarse de frente y nada de cruzar los brazos, con una postura abierta y relajada dejando claro que estamos interesados. Por último aunque parezca mentira nuestra inclinación hacia adelante ayuda mucho a mostrar que estamos a gusto.

4 Apariencia

Vestirnos bien, arreglados y con un toque de perfume o colonia no están de más, pero para que la otra persona no pueda dejar de mirarnos hay que demostrar mucha seguridad en uno mismo. Para lograrlo no hace falta fingir, simplemente hacer cosas con las que estemos a gusto como bailar, cantar o mostrar nuestros conocimientos sobre algo sin ser pedante.

5 Aprende de tus errores.





Probablemente no exista mejor maestro que el fracaso. Seguramente más de una cita te ha salido mal, así que hay que aprender de los errores pasados para no volver a meter la pata en un futuro.

6 Pide consejos a tus amigos.

Ellos al poder ver las cosas desde afuera y con objetividad te podrán aconsejar o darte ideas de cosas que puedes hacer para que esa primera cita sea perfecta.

7 Si después de todo no resultó como esperabas.





No te desanimes, hay cosas que no se pueden controlar y personalidades que no son compatibles. Si la otra persona te agradó mucho y crees que pudiste no haber mostrado como eres en realidad. No tengas miedo de pedir una segunda y volver a probar, al final si tiene que pasar, pasará.

Realiza nuestros divertidos TEST